¿Necesitas ayuda?
¡Llámanos!
(+34) 902 737 467
Lun-Vie 9:00-20:00 Sab 10:00-18:00

Crucero Portugal

Uno de los vinos más prestigiosos del mundo proviene de esta bonita región europea. La patria del Porto es una tierra que armoniza el furioso océano con valles pintorescos y los viñedos con una vegetación exuberante. El arte manuelino, los azulejos, los edificios barrocos y los pueblos blancos adornados por los colores de las flores de la primavera? ¡en Portugal lo pasaréis en grande!

Población : Los portugueses han sufrido numerosas olas de emigración a lo largo de la historia y en el 2005 eran 10.566.212 habitantes, con una densidad de 114 hab./km².

Religión : Portugal es un país esencialmente católico y cuenta con una minoría de judíos y de musulmanes.

Historia : Los primeros rastros de vida en el territorio portugués remontan al décimo octavo milenio a.C., al paleolítico: se trata de grabados rupestres encontrados en el valle de Côa, al norte del País, y actualmente forman parte del Patrimonio Mundial de la Unesco. Los primeros habitantes documentados en territorio portugués fueron los Celtas y los Iberos, que le atribuyeron el nombre de Lusitania. Portugal no consiguió evitar la invasión del Imperio Romano y se convirtió en provincia romana en el siglo I a.C. Tras su caída, el territorio fue ocupado por suevos, árabes y visigodos. El rey Alfonso I, llamado ?el Conquistador', integró a Portugal las regiones que forman sus dimensiones contemporáneas. A partir de este momento, la expansión de este pequeño país de la costa atlántica fue irreprimible: a partir del siglo XV Portugal conquistó Brasil, Indonesia, Macao en China, Nagasaki en Japón, territorios en Marruecos, en la costa africana y algunas regiones de India (Goa, Daman, Diu, Bombay). En 1580 el país cayó en manos españolas aunque volvió a recuperar su independencia en 1640, con Juan IV de Braganza. Sin embargo, los franceses invadieron el país y el gobierno portugués se tuvo que trasladar a Rio de Janeiro, en Brasil, país que proclamó su Independencia en 1822. Casi 30 años de conflictos políticos llevaron Portugal a una guerra civil que terminó en el 1852 gracias a la intervención de tropas extranjeras. La Revolución de 1910 provocó la abolición de la Monarquía y la creación de una República. Tras un largo periodo de incertidumbre, Salazar instauró un régimen militar que duró desde el 1933 hasta el 1961. La democracia se restableció gracias a la Revolución de los Claveles. En 1986 Portugal entró a formar parte de la Unión Europea adoptando también el euro en 1999.

Lisboa, con sus siete colinas en el estuario del Tajo, es uno de los centros urbanos más interesantes de Europa. En la capital portuguesa encontraréis algunas de las obras más famosas del arte Manuelino, el estilo gótico forjado por el rey Manuel I. La torre de Belém y el Monasterio de los Jerónimos, que sobrevivió al gran seísmo de 1755, son los ejemplos más brillantes y los símbolos de la época de oro de los descubrimientos. Pasead por el barrio árabe de Alfama, con sus calles animadas y las famosas escaleras que acaban a orillas del Tajo, y descubrid las iglesias Madre de Deus y el Convento do Carmo, los museos (una visita al Museo del Azulejo es un must de cualquier viaje a Portugal) y los palacios, como el Palacio Nacional de Queluz. Oporto, Porto en Portugués, es la bonita ciudad de la que proviene el famoso vino Porto. Su catedral, la Sé, se enriqueció gracias al oro proveniente de las colonias durante el glorioso periodo de la política de expansión ultramar. En las bodegas de Nova de Gaia podréis degustar el famoso Porto, la mayor riqueza de la región. Visitad uno de los numerosos miradores y dejaos llevar por el encanto de las magníficas vistas que la capital portuguesa nos ofrece.
Evora, la capital de Alentejo, la gran llanura del norte del país, es una verdadera perla de la arquitectura barroca. La praça do Giraldo fue en el siglo XVI el escenario de los horrores de la Inquisición. Fortificada por tesoros de arte islámico conserva en su interior el Templo Romano que remonta al siglo II, uno de los más viejos y mejor conservados de la Península Ibérica.

�Cuándo salir?

El clima típicamente oceánico hace que las costas de Portugal sean frescas, mientras que las regiones interiores son mucho más calurosas durante el verano. En invierno las lluvias son relativamente frecuentes, sobre todo en las Azores. El periodo de julio a septiembre es muy agradable aunque el mejor periodo para visitar Portugal es la primavera, para aprovechar los valles llenos de flores del Algarve, al sur del país, una región que goza de 300 días de Sol por año, ¡aprovechadlos!

Modalidades de salida

Para viajar a Portugal, los ciudadanos europeos solamente necesitan el Documento Nacional de Identidad o el Pasaporte vigente.



Cruceros Canarias/Madeira

Cruceros Portugal de oferta

Todos nuestros cruceros Portugal

Ok

Top Escalas