¿Necesitas ayuda?
¡Llámanos!
(+34) 902 737 467
Lun-Vie 9:00-20:00 Sab 10:00-18:00
> Líbia : guía vacaciones

Crucero Líbia

Vasto territorio desértico muy poco poblado, esta antigua colonia italiana se ha convertido en uno de los países africanos más ricos del mundo. Sus recursos en hidrocarburos la han propulsado bruscamente a la escena internacional, donde tiene un papel preponderante, especialmente en el seno de la OPEP y del mundo árabe. En lo que se refiere al turismo, Libia se ha convertido en pocos años en un lugar muy atractivo gracias a las ruinas de las épocas helenísticas y romanas, y con la apertura del desierto de Fezzan para los apasionados del Sahara.

Población : La población de Libia es bastante débil: 5,6 millones de habitantes repartidos de manera desigual ya que el 90% de los habitantes viven en las baladiyats (circunscripciones administrativas) del litoral. El flujo de trabajadores extranjeros contribuye al crecimiento global de la población. En Libia la mano de obra de origen asiático, esencialmente turca, coreana, filipina, india y paquistaní, está cada vez más demandada. Sin embargo, mientras que un 70% de los Libios viven en las ciudades (especialmente en Trípoli y en Benghazi), la sociedad todavía está fundamentalmente dominada por los Beduinos, que ocupan las ciudades y el poder.

Religión : Los libios son musulmanes y el islam es la religión de estado. Los habitantes rezan 5 plegarias al día, hay numerosas fiestas religiosas, se practica el ramadán, el alcohol está prohibido y las mujeres extranjeras raramente se admiten en las mezquitas. Tan solo hay un puñado de cristianos.

Historia : Hacia el año 1000 a.C. sobre las costas libias se fundaron los primeros centros fenicios. En el siglo VII- VI a.C. el país fue conquistado por griegos, romanos, vándalos y bizantinos. En el 642, los árabes se instalaron en el país, y fueron seguidos por los turcos, que anexaron el territorio en el 1551. En el 1911 los italianos entraron en Libia y veinte años después la convirtieron en una colonia. Entre el 1922 y el 1931 hubo una Resistencia del ejército contra la ocupación italiana, bajo la egida de Omar al-Mukhtar. Libia obtuvo su independencia en el 1951 bajo el reino de Mohammed Idriss el-Sanoussi. En el 1969 hubo un golpe de estado y se proclamó la república de Mouammar Kadhafi. En el 1977 el país se convirtió en el Estado Socialista Popular de Jamahiriyya. En el 1985 comenzaron las discordias entre Libia y los EEUU, y en el 1987 se firmó un alto al fuego con el Tchad. En el 1989 el país se adhirió a la Unión del Magreb árabe (UMA). Y el 15 de abril de 1992 entró en vigor un embargo internacional (militar y aéreo) contra Libia a causa de la explosión de un avión de la Panam sobre la pequeña ciudad escocesa de Lockerbie en el 1991. A lo largo de los años, el embargo se fue endureciendo y se levantó finalmente en el 1999. En el 2001 se organizó la Cumbre extraordinaria de la OUA en Syrta y se adoptó la Carta de la Unión Africana que remplazó la OUA. En el 2002, uno de los sospechosos del atentado de Lockerbie fue condenado a cadena perpetua, y el otro fue absuelto. En octubre del 2002 Libia amenazó con retirarse de la Liga de los Estados Árabes.

Trípoli es la Capital de Libia. La ciudad guarda su aire original: en efecto, las numerosas antiguas mezquitas y la animada medina guardan un carácter inigualable. El Castillo Rojo, Assai al-Hamra, situado sobre la colina del Norte, domina la ciudad. Construida a orillas del mar, esta imponente fortaleza de unos 13 000 m2 constituye un auténtico laberinto de patios, avenidas y construcciones que han atravesado los siglos con orgullo y dignidad. En el interior encontraréis numerosas huellas y ruinas de las épocas otomanas, españolas, de los Caballeros Malteses de San Juan y de la época de dominación italiana, unas influencias que podréis contemplar en el arte y la arquitectura de la ciudad. Cerca del castillo, sobre la plaza verde, encontramos la entrada del museo Jamahiriya. También encontraréis piezas impresionantes como mosaicos, estatuas y otras realizaciones de la antigüedad, que convierten Libia en una de las colecciones más bonitas del Mediterráneo. Para salir de compras el mejor lugar de la ciudad es sin ninguna duda la medina, y los souks libios son especialmente tranquilos. El casco antiguo posee casi todas las mezquitas históricas de la ciudad, los khans (albergues) y los hammams.
Benghazi es la segunda ciudad de Libia, y ha guardad pocos restos de su pasado a causa de las destrucciones causadas por la Segunda Guerra Mundial. Es un punto de salida ideal para visitar las montañas de vegetación exuberante y las ruinas romanas situadas a lo largo de la costa. El souk al-Jreed es el mercado cubierto más grande de la ciudad. A pesar de que está situado en el centro de una rotonda, la tumba de Omar al-Mukhtar, héroe de la resistencia, tiene mucho éxito gracias a los paseantes que vienen aquí a sentarse y descansar. Las ruinas de Sabratah y de Leptis Magna dominan la arquitectura romana, y los museos de Tripoli y de Sabratah poseen las principales obras del país.

�Cuándo salir?

Libia es un país muy árido, sobre todo cuando sopla el viento del sur, con unas temperaturas de 50°C a cubierto. La estación seca dura de abril a octubre, y durante este periodo se desaconseja emprender cualquier tipo de expedición al desierto. La mejor época para viajar a Libia es durante la estación fresca, entre noviembre y marzo. También podéis visitar el país entre abril y mayo.

Modalidades de salida

Para viajar a Libia se necesita estar en posesión del pasaporte, válido 6 meses tras la fecha de vuelta y sin sello israelita. También es obligatorio poseer un visado, obtenido en el consulado. No es necesario vacunarse contra ninguna enfermedad.



Todos nuestros cruceros Líbia

Ok

Top Escalas